OCAÑA EN PALMA (VIDA, COLOR Y FIESTA)




HEMEROTECA (¿?/12/1978):

BALEARES

Las galerías palmesanas (las únicas de Baleares que mantienen sus puertas abiertas a pleno ritmo) han atravesado unos meses de receso. De hecho, casi la totalidad ha tenido que recurrir a la más económica de las soluciones: la muestra colectiva con fondos de la sala.

Pero, una vez superada esta temporada baja, entramos ya de lleno en la carrera expositiva del año. En casi toda Mallorca galerías y locales comerciales de otra índole van presentando sus pintores.

[…]

Ocaña, el Ocaña show de sí mismo, folklore y libertad, llegó precedido de una fama fílmica y ramblera. Sus dibujos y montajes en la galería 4 Gats han dado, afortunadamente, una imagen mucho más rica, profunda y si cabe de artista original que bebe en todos los pintores del siglo XX (y aún antes), pero que siempre acaba por darle un personalísimo toque a sus rostros, vírgenes, niños. Ocaña, Ocaña se define él mismo: «Mi pintura es vida, color y fiesta». Esto y poca cosa más es. Por el momento.

Publicación: ¿?
Fecha: ¿?/12/1978
Páginas: 77
Autor: ¿?



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

OCAÑA EN PALMA (UNA MUESTRA COMPLETA)



HEMEROTECA (12/12/1978):

Chaplin multicines y Galeria 4 Gats
OFRECEN UNA MUESTRA COMPLETA
DEL ARTE DE OCAÑA

EXPOSICIÓN
de su
PINTURA
en
“4 GATS”
y
proyección
de su película
los días
12, 13 y 14

OCAÑA
RETRAT INTERMITENT
UNA PELÍCULA DE
VENTURA PONS
Una película catalana hablada en andaluz.

SELECCIÓN OFICIAL CANNES '78

“Lo que más me gusta es hacer el amor...
y cuando me canso, PINTO”

ATENCIÓN HORARIO DÍA 12 NOCHE 23'05 CON
LA PRESENCIA DE OCAÑA

¡¡CUIDADO, OCAÑA LE PUEDE ENAMORAR!!


Publicación: ÚLTIMA HORA
Fecha: 12/12/1978
Página: 09 (PUBLICIDAD)
Autor: ¿?

AGOTADAS LAS LOCALIDADES PARA LOS TRES DÍAS

MARIA DEL MAR BONET LLENÓ EL PRINCIPAL

(De nuestra Redacción).— Con un cartel de “agotadas las entradas para todas las funciones” cantó ayer en el Teatro Principal Maria del Mar Bonet.

El recital con precios subvencionados de 50 pesetas atrajo gran cantidad de público tanto joven como de más edad. El teatro Principal estaba a rebosar y la actuación tardó en empezar a causa de las aglomeraciones de última hora. Entre los asistentes: Ocaña, que en fila 3 venía a oír cantar a Maria del Mar. Ocaña pasará un mes en Mallorca y se retirará a una finca a pintar con acuarela.

[…]


Publicación: ÚLTIMA HORA
Fecha: 12/12/1978
Página: 32
Autor: (TEXTO) ¿? Y (FOTO) JOAN TORRES



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

OCAÑA EN PALMA (DEL CONTESTATARIO CONSTANTE)



HEMEROTECA (09/12/1978):

Ocaña expondrá en Palma

“Cambio de atuendo por naturaleza”

“Me conformo con que me respeten y me paguen”.— (Foto: Leonor).

Palma, (G. Soler Summers).— “Pinto porque es una afición que he tenido desde pequeño, y no me aprovecho en absoluto de mi fama popular. Mi “rollo” es diferente y por eso están equivocados algunos cretinos, que en ocasiones quieren hacerse los intelectuales. ¡Un momento! Yo respeto a los cultos, pero no a los majaderos de la cultura, que los hay y muchos”. Ocaña, sevillano, enamorado de los mantones de manila, el lápiz de labios, el rímel y también del colorete y que sólo bebe cerveza en las reuniones, se ha pasado a la pintura.

Todo es una feria

“Voy a convertir “4 Gats” en una caseta de feria, y todo será una borrachera de color y alegría. La alegría, –mi alma–, como el lío, el amor y otras cosas, es lo que me va a mí. Todo eso nació conmigo, y si no, dejaría de ser Ocaña”. Ocaña es fiel a ese fenómeno del sur de España, en donde se entremezclan la marginación, el hambre, la explotación y el ansia de salir de sus soleados “ghettos” blancos.

—Así que tú pintas desde que eras casi un niño de teta...

—Querido, pinto desde pequeño, aunque alguna lengua de doble filo dice que me aprovecho de mi fama como actor de cine, y la verdad, mientras la productora le ha sacado a la película ya, ocho millones, Ocaña sólo ha cobrado doscientas mil pesetas.

—¿Ya te las has gastado?

—Pues claro, si no de qué voy a vivir yo, ¡niño!

No tiene muchos gastos

—¿Tienes gustos caros y sofisticados?

—Ni hablar, corazón. Me lo gasto en mis pinturas y papeles, en pagar el piso y poder ir tirando. No pago vicios, y siempre sale algo extra.

—¿No tienes algo de provocador dialéctico?

—Sí, lo reconozco, me gusta provocar a la gente y especialmente a los periodistas, corazón.

—¿Así que te va la marcha?

—La marcha, y lo que no lo es. A mí me va la alegría del corazón, y la que sale por mi cara.

—¿Qué tiene tu rostro de particular?

—Esa nariz tan larga, que es algo que contribuye a que la gente me mire dos veces cuando me ve. Fíjate, corazón, Mari Martín que parece aún una rosa, me dijo que me la operase, y le dije que no. ¿Cómo me la voy a operar, si haciéndolo perdería toda mi gracia?

—¿Nuestra televisión no se pierde un poco por no tener a Ocaña en su plantilla de presentadores?

—Seguro, pero cómo quieres que me saquen, si la última vez que fui me cortaron toda la entrevista. ¡Son más serios esos mandamases! Se asustan por todo, incluso por cuatro cosas que digo.

—Pero es que las dices de una forma...

—¡Niño!, si están en el diccionario y las dicen también señores muy académicos.

Ocaña es una constante caja de resonancias de su tierra, y se expresa en ese lenguaje llano, tan salpicado de tacos y palabras altisonantes. Vital en su modo de expresarse son los gestos, que desparrama con sus manos y rostro. Utiliza adjetivos y nombres cariñosos para dirigirse a sus interlocutores, pero aún siendo un contestatario constante, respeta a los demás.

Él y sus fetiches

—¿Conservas la religión que te enseñaron de pequeño?

—Quedan en mí algunos fetiches de ella, y son cosas que van con uno mismo hasta la tumba, por haberlas mamado desde muy pequeño.

—¿Tanto apego le tienes a la Semana Santa?

—Es algo que vive con Ocaña, y que le hace poner de piel de gallina cuando asiste a una en su tierra.

Ocaña no renuncia en ocasiones a demostrar que ha leído algo. Como buen autodidacta, dotado de ingenio, picardía y gran sentido de orientación en el mundo que le toca vivir, el travesti metido a pintor –que antes lo fue de brocha gorda– cita nombres de políticos, intelectuales, pintores e, incluso, suelta parrafadas de libros de minorías selectas.

Sus disfraces

—¿Disfrazarte, es vital para ti?

—Cambio de atuendo por naturaleza, en uno de los últimos carnavales me disfracé de “Primavera” de Botticelli. ¡Una monada, y tuve más éxito!

—¿Hubieras preferido nacer mujer?

—Estoy encantado por haberme parido mi madre como Ocaña.

—¿Quién tiene tu paternidad?

—Todas mis obras, incluso las flores de papel que realizo. Tú no te lo puedes imaginar, pero adoro tanto las flores, y la naturaleza, todos menos a los “gilis”.

Barcelona para Ocaña es algo vital en su proyección humana y artística. Es muy posible que si no hubiesen existido las Ramblas barcelonesas Ocaña las hubiera inventado. “Soy un enamorado de las Ramblas, pero de un tiempo a esta parte están insoportables, y tienen un color muy gris”.

Ocaña nos habla también de su estancia en Cannes, durante el festival de cine, de lo “tontainas” que son muchos de los divos del séptimo arte, y de lo bien que se lo pasó. Estaba contento de la experiencia, pues había logrado acaparar muchas de las miradas del festival, algo vital para su tranquilidad de espíritu.

Seis días en la Modelo

—¿Qué experiencia sacaste de los seis días que tuviste que pasar en la cárcel Modelo de Barcelona?

—Fue algo muy interesante, pues el “rollo” es continuo allí. La gente es humana y la verdad es que no lo pasé tan mal.

—¿Los “gay” son violentos?

—Que va, es un cuento, lo que pasa es que se pueden enfadar si se meten mucho con ellos.

—¿Tienes carnet de alguna cosa?

—Sólo el de identidad, pues considero que los que tienen otros, se debe a que se aburren y por eso necesitan estar afiliados a algo.

—¿Así que nunca te has aburrido?

—¡Qué va!, siempre me he sabido divertir y sacarle jugo a la vida.

—¿Pecas de vanidoso?

—¡Pecar yo de vanidoso! Eso es una calumnia. Si peco, será de humano.

Con mantón de Manila

Ocaña continúa siendo una caja de sorpresas con mantón de Manila y bombín, aunque en ocasiones lo cambie por una peineta y un clavel rojo.

—¿“La gauche divine” es un rollo que te va?

—Ni hablar, corazón, pues a mí los de la “gauche” no me hacen tilín. Mi “rollo” es distinto al de ellos, lo que sí ha ocurrido es que nos hemos utilizado mutuamente. Ellos montaban fiestas muy divertidas, en las que se bebía de lo bueno, comíamos mejor y, de paso, siempre te ligabas a alguien. Todo el mundo utiliza a sus semejantes.

—¿Eres un negociante en el fondo?

—Me conformo con que me respeten y me paguen, nada más.

Ocaña pintor, es un artista que ha aprendido por sí solo aunque no niega que tiene algún padre artístico. Se inspira en la calle, y en esos personajes que se ven tomando el sol, o bajo un paraguas de la lluvia otoñal.

Le van todos los colores, y no tiene más ambiciones que hacer lo que le gusta. Para la inauguración de su muestra, la segunda que monta, prepara buenos números para deleite de muchos y dolores de cabeza en algunos. Ocaña sigue siendo un retrato intermitente.

Publicación: DIARIO DE MALLORCA
Fecha: 09/12/1978
Página: 13
Autor: (TEXTO) G. SOLER SUMMERS Y (FOTO) LEONOR




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

OCAÑA EN PALMA (DEL TRAVESTI METIDO A PINTOR)




HEMEROTECA (08/12/1978):

Ocaña, en Palma

Palma (G.S.S.).— Ocaña, el discutido y polémico artista de la escena y el cine, inaugura el próximo martes por la tarde en “Quatre Gats” una muestra pictórica a base de acuarelas. Son más de doscientas obras de todos los tamaños y temas, y las hay realizadas sobre un papel de fumar.

Ayer por la noche, se celebró una rueda de prensa con el “travesti” metido a pintor que les ofreceremos en nuestra próxima edición. Parece ser que Ocaña tiene preparadas varias sorpresas para la inauguración de su exposición en Palma. Incluso parece ser que va a decorar de forma muy particular las salas en donde ofrecerá su obra.


Publicación: DIARIO DE MALLORCA
Fecha: 08/12/1978
Página: 13 (LOCAL) 
Autor: G. SOLER SUMMERS

OCAÑA EN SANTANDER #4 (DEL MUSEO EN LLAMAS)



HEMEROTECA (13/12/2017):

Desaparición de una vaca de papel

Allá por marzo del 83, fuimos muchos los visitantes de la exposición Incienso de José Pérez Ocaña en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria (¡MAS!), que en aquellos tiempos sólo era el Museo Municipal de Santander y aún no se había arruinado. Fue entonces cuando se quedó la vaca de papel maché que ahora ha ardido con otras obras y muchos libros. El creador la donó junto a un óleo y una acuarela.

Había ambiente en la calle Rubio. La inauguración estuvo llena de progresistas de izquierdas y de derechas, activistas homosexuales que tenían recientes las leyes de peligrosidad social, santanderinos de toda la vida que, fieles al promontorio cultural, cumplían el rito de ir a todo lo que hubiera; incluso algún ex censor franquista disimulaba mal su complacencia ante el séquito de la que ha sido promovida como Beata Ocaña, la cual se exhibía locuaza (sic) entre actores (los que le habían secundado en Manderley, del cántabro Garay), artistas e intelectuales, toda la inteligencia de la transición local, ocurrencia fractal de la estatal, travestida o no, aunque la mayor parte no llegó a mutar hasta la separación de las esencias.

La vaca de José Pérez Ocaña en un fotograma del vídeo de la exposición.

Había vacas, vírgenes y ángeles de papel pintado, y un gran cuarto menguante colgado del cielo y cuadros expresionistas suavizados mediante el naíf onírico de la tensión del arte calificado de degenerado por los que provocaron la mayor matanza europea del siglo XX. Flores, imaginería sacra popular, mucho color, música clásica, saetas y bengalas. La pirotecnia estuvo quizá demasiado unida a la vida de Ocaña, pero era parte inevitable de aquella fusión de impulsos.

He tenido que recurrir a este vídeo para recordar en qué pared, animándose a sí mismo con odas a la Macarena, pintó un mural que luego fue tapado o borrado. También se aprecian los sexos de los angelotes. Y palomas vivas sobre las cabezas de los santos orladas por nubes de sahumerios en la ensoñación protagonista del altar de papel elaborado por el oficiante.

La vaca perdida en el humo de un museo hoy hecho turíbulo ridículo de cenizas malolientes era parte de un conjunto que incluía una pastora. Quedó la vaca sola, sujeta a las intermitencias de una entidad sin capacidad para exponer la mayor parte de su colección. La vaca de papel parece un remedo del falso tótem cántabro, caído por los estragos de la desidia mientras un público que prefiere alimentar su apatía bosteza ante la propaganda.

En 1978, Ocaña había sido detenido en Barcelona por escándalo público y una manifestación en su apoyo había sido disuelta a porrazos. Como si pudiera haber escándalos privados y exhibirse en La Rambla pudiera ser uno de ellos. Un escándalo -delata la etimología- es una piedra con la que se tropieza. Es un concepto lleno de pleonasmos represivos.

La de Santander fue su anteúltima exposición. La última fue en San Sebastián. No sé si el santo flechado era uno de sus iconos, pero es el pseudónimo que eligió Oscar Wilde después de cumplir condena. Ocaña falleció en septiembre de ese mismo año. No resistió el incendio del disfraz de sol que se había puesto para una fiesta en su pueblo y aquí hemos perdido su vaca en otro incendio. Aquello fue un accidente: la farándula es a veces arriesgada; esto, lo del MAS, parece por lo menos una estupidez culposa.

Quedan dos cuadros suyos en el museo, un óleo y una acuarela. Espero que estén a salvo y localizados. Si el museo se reabre, sería una buena idea que los lienzos presidieran un homenaje. De paso, quizá se pudiera intentar recuperar el mural. El Archivo ocañí afirma estar dispuesto a proporcionar material para una exposición de desagravio.
---
Publicado el 13 de diciembre de 2017 en http://www.eldiario.es/norte/cantabria/
http://www.eldiario.es/norte/cantabria/primerapagina/Desaparicion-vaca-papel_6_717838210.html
http://www.unoscuantostextos.org/desaparicion-de-una-vaca-de-papel/

Publicación: ELDIARIO.ES
Fecha: 13/12/2017
Página: ONLINE
Autor: (TEXTO) RAFAEL PÉREZ LLANO



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> OCAÑA EN SANTANDER #1
> OCAÑA EN SANTANDER #2
> OCAÑA EN SANTANDER #3
> HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA EN IBIZA (DE LA LOCA FILOSÓFICA)



HEMEROTECA (16/08/1978):

OCAÑA: NIÑO LÚCIDO Y SIN EDAD

"SOY LOCA DESDE ANTES DE NACER" 

Ocaña es un pintor de escenas vivas, un artista desbordado, andaluz sevillano de Cantillana, travesti, homosexual, filósofo hondo y popular de hablar en torbellino y vida alucinada, con los pies en el suelo. Comenzó a ser conocido gracias a una película de Ventura Pons, "Ocaña, retrat intermitent". Ha expuesto sus cuadros en Barcelona, donde vive desde hace ocho años. En breve va a exponer en la "Galería Quatre Gats" de Palma. Recientemente la policía le dio una paliza de muerte y pasó unos días en "la Modelo", le entrevistamos al mediodía de una Ibiza que veranea.

Encontramos a Ocaña en una pequeña tienda que regenta Nuria y en cuyos anaqueles se aglomeran cajitas junto a objetos extraños, muñecas de cartón brillante, cuadros, infinidad de detalles. Ocaña habla por teléfono, con Nuria, con nosotros, con los niños de la plaza que juegan al sol y lo hace todo al mismo tiempo. Habla y dice las cosas con espontaneidad, con dulzura, alegre e inesperado, reiterativo y claro.

Su persona, su humanismo brutal, ha aglutinado todas las verdades que no se pueden decir, que se han dicho siempre, las que nadie quiere oír, y las dice con valentía, con medida, cantando y excediéndose lo justo.


"SOY LOCA DESDE ANTES DE NACER"

¿Qué ha sucedido? Ocaña es un marginal desde la infancia. "Soy loca desde antes de nacer". Ocaña vive con la sensibilidad abierta y algunos días en que anda con los ojos escocidos, se pone a cantar hasta que le saltan lágrimas, así llora riendo y de su dolor saca sonrisas y alegría.

"Cada uno es como es o así debería ser. Lo importante es el respeto, pero para que exista el respeto debe haber ante todo gente que se haya descubierto a sí misma, que se acepte y acepte a los demás".

"Yo he venido al mundo para vivir".

A Ocaña le gusta el vino dulce, el fino y el aguardiente. Le gusta andar disfrazado y se disfraza. Ocaña ve la vida como es y es como la vida.

"Este mundo es un carnaval donde la tristeza y la alegría bailan juntas. Ver el mundo no puede ser alegre. La alegría nace como reacción ante tanta tristeza y tanto engaño. Todos van disfrazados de sus trabajos y de serios o de elegantes".

Ocaña se disfraza de lo que le viene en gana. Le gustan los abanicos, los mantones, los hombres guapos, las viejas, los ángeles, la sinceridad, todo le gusta, a Ocaña le gusta ver a la gente y que le vean.

No hay oportunismo en él. Es absurdamente real frente al irreal absurdo que nos rodea, representa sus pasiones, las recrea, las vive como lo que son, nunca iguales.

Ante todo hablamos de su reciente experiencia en la cárcel Modelo. "A palos, me molieron a palos. Yo iba vestido de vieja jorobada, iba con unos amigos y en la Plaza Real nos pusimos a cantar sevillanas y hacer un poco de teatro, todo iba bien hasta que llegaron los guardias".

A Ocaña los guardias le pusieron muy nervioso y no quiso acompañarlos al cuartelillo, le dieron una soberana paliza y acabó pasando unos días en la cárcel. "Imagíname vestida de vieja jorobada y los guardias sobre mí dándome de cualquier forma". A Ocaña le dejaron la espalda como un mapa y el alma hirviendo.

"Lo que he visto no tiene nombre. En las cárceles tratan a la gente como animales. No hay decencia. He conocido gente muy maja y he encontrado algo más por lo que luchar. Allí les canté a los presos, pinté la celda, intenté animarles un poco. La cárcel destruye al hombre, le mata poco a poco. Estuve con Els Joglars, no se entiende que se hable de lo que se habla en política y en la cárcel estén personas como ellos y por los motivos que están, y así hay muchos. La policía me pega a mí y como soy un personaje público la gente se entera de lo que hacen, pero hay que pensar en lo otros, en los que no tienen a nadie y nadie se entera de lo que les pasa".

VIEJAS VERDADES

Ocaña se pregunta viejas verdades, las machaca, las repite, le duele el espíritu ante la injusticia, ama la vida y no puede soportar el que se juegue así con ella. "¿Quién hace al delincuente?... ¿Por qué motivos mata el que mata?... Fue muy hermoso poder darles un poco de alegría a tantos hombres que ven como se les escapa la vida día a día tras las rejas. Hacer el amor con un preso es una obra de caridad y es emocionante. Hay mucha gente maja, con ganas de vivir y de amar. Esto de las cárceles deberían arreglarlo". Eso decimos todos, Ocaña, pero las cosas siguen así.

"Voy a pintar un gran cuadro sobre lo sucedido, con guardias pegando a un Cristo en una procesión y cosas así, ya veréis, ya veréis".

¿Crees en algo? "Creo en mis fetiches y en que estoy vivo por el momento". A Ocaña le gustan las imágenes, Chagall, Matisse, Modigliani, Isadora Duncan y los niños.


"SABER SER NIÑO SIEMPRE"

"Lo más importante en la vida es saber ser niño siempre".

Esto lo repite y lo escribe en sus trazos, en los dibujitos que anda regalando por las calles. Mientras le entrevistamos pasa un niño y dice: "Anda, un payaso". Ocaña se lo mira, hace una mueca, le sonríe y, al mismo tiempo que le pregunta "¿Te gustan los payasos!", organiza una representación corta que deja al niño boquiabierto y éste se pone a reír, como sólo saben hacer los niños. "Tu risa vale mucho más que todos esos rezos de las iglesias". Ocaña es un niño lúcido y sin edad, que pasea treinta y un siglos a la espalda. Ocaña es una loca filosófica llena de amor y de ternura.

¿Qué proyectos tienes? "En unos meses voy a exponer en Palma de Mallorca, en la galería 'Quatre Gats'. Sobre cine me han ofrecido algo en Italia, pero aún no sé bien qué es, cuando sepa de qué va, me lo pensaré. A mí no me va el trabajar con guión, lo haré si es como la anterior, improvisando y a lo que vaya saliendo".

Ocaña llena de flores las salas donde expone, las convierte en auténticos jardines llenos de belleza y variedad. Ocaña es muy estético, pero no es cursi, como un manantial sin recovecos por el que corren aguas límpias y cristalinas. Ocaña es tierno como un pajarillo recién nacido.

"No soy un oportunista, cuando Ventura Pons me ofreció hacer la película, 'Retrat intermitent', al principio no lo quería hacer. Luego pensé que por qué no. He pasado hambre, he visto mucho y vivido mucho. Fue mi momento y lo idiota sería no aprovecharlo".

Ocaña ahora es famoso, la fama es peligrosa, pero Ocaña está muy claro y a él no le van estas cosas.

Su filosofía está forjada a golpes de vida y de sensibilidad.

"Mira, si los médicos bailaran y cantaran al lado de los enfermos, les hicieran chistes y cosas así, los enfermos curarían mucho más rápido. No se puede ser tan serio, ni tan dramático como se es. La vida es para vivirla y no para pasársela muerto por vivir luego, siempre pensando en mañana y olvidándose del hoy".

"COMPRENDO A MIRÓ"

"En la vida todo se repite. La vida es una repetición continua. Cada día cagas, comes, hacer las mismas cosas. A mí me gusta repetirme y lo hago a conciencia. Comprendo a Miró, Miró se repite, nunca es lo mismo, Miró es un niño, es como la vida".

Ocaña dice esto, pero nunca hace lo mismo. Es contradictorio como la vida misma. Todo lo demás lo ve como es, como una gran falsedad vivida por intereses y así es.

Dejamos la tienda y vamos a tomar algo a un bar del mercado. Allí Ocaña nos regala un dibujo. Me hace un retratillo en el que pone como dedicatoria. "En la vida lo importante es el amor, la fiesta y el vino, lo demás no es nada". Ocaña escribe esto pero siente el mundo en su dimensión real y le duele ver las cosas como están y como son. Dibuja rápido, a trazos, y un personaje de la mesa de al lado le pregunta si lo de la otra noche, el ponerse a cantar desde un balcón, lo tenía estudiado. Ocaña se ríe y habla de que fue como fue porque el momento lo pedía y le apetecía hacerlo sin más.

Ocaña se queda en el bar a ver a la gente y a que le vean. Nos alejamos pensando en su persona, en su nostalgia, en sus cuadros tristes, en su forma de luchar con alegría, en la paliza que le han dado, en la marginación de los homosexuales, en lo fácil que es malinterpretar lo sincero y lo puro, en lo engañado que está el mundo respecto a la realidad y la forma de vivirla, en las pocas ganas de vivir que tiene la gente y en la vida que se desprende de Ocaña. Pensamos en los que mueren en las cárceles, en los enfermos, en los gilipollas y en los grandes pensadores del momento político, en conjunto vemos una gran farsa trágica, un auténtico carnaval de mal gusto. Vemos a Ibiza en manos de los grandes intereses, de la explotación, sabemos que no hay lugares donde exista la paz ni el amor, vemos a Ocaña y todo su desbordamiento como respuesta y terminamos la entrevista con un sabor agridulce lleno de vida y muerte, como la vida.

JOSÉ R. CAUBET


Publicación: ÚLTIMA HORA
Fecha: 16/08/1978
Página: 13 Y 14
Autor: (TEXTO) JOSÉ R. CAUBET



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

OCAÑA EN PALMA DE MALLORCA (1978 Y 1983)
HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA Y EUSKADI #8 (SEXO, VIDA, SUEÑO Y LIBERTAD)




HEMEROTECA (01/05/1983):

Con el polifacético Ocaña:

"...suelten la leche..."

Ocaña está en San Sebastián. Personaje polémico, agradable, "pecador", libre, fraternal, pícaro, expone en la galería Altxerri sus últimas obras pictóricas.
Andaluz hasta las cachas, ama el color y la luz porque encarnan lo mejor de la vida. Catalán de adopción, pinta desde hace quince años, desde aquellos tiempos en que paseaba por las Ramblas disfrazado por fuera y sabiendo lo que quería por dentro, lo cual le llevó varias veces a "La Modelo".
Hoy, Ocaña es invitado de excepción de actos mundanos y culturales. De palabra fácil y aguda, no oculta en ocasiones algunos rasgos machistas que quizá para algunos sean sólo componentes pintorescos, como cuando dice: "que me rapten los p-m y que me violen".
ZER EGIN? le ha entrevistado en la misma galería donde expone. Sus respuestas son interesantes, tan interesantes como contradictorias.

¿Qué es lo que quieres hacer llegar a la gente con tu pintura?

Yo quiero dar a la gente mucho color. Yo creo que no voy de artista, voy de Ocaña sin pretenciosidades. Como dicen los japoneses, "lo más difícil es hacer lo simple". No quiero que vengan señoras con pieles a estas exposiciones.

Mucha gente ha oído hablar de Ocaña, ¿pero quién eres tú?

Los periódicos generalmente dan una imagen falsa del personaje. Cuando la gente nos ve, o les encanta por su sencillez o se quedan frustrados porque les gustaría que fuera más reina de lo que es. ¿Me entiendes? Creo que soy un tío sencillo, un poco diva, pero trabajo mucho.

Tú saliste a la luz en Las Ramblas armando la bronca con mantón y canotier hace ya algunos años.

Sí, muchos mariquitas a mí me tachaban de folklórica. Yo no soy folklórica. Yo salía a hacer teatro a la calle y entonces me encantaba provocar. Ahora voy sin mantón de Manila y la gente se sigue espantando. El otro día, aquí, estaba hablando un poco más alto, será por eso de que soy andaluz, y me dicen: ¡Chico, cállate! y contesté, "Ya veo que aquí también hay policía sin tricornio y gorra". Yo creo que la libertad no te la pone ningún partido político, sino que es cosa de cada persona.

¿Cómo ves la actitud de la sociedad con respecto a la homosexualidad?

¡Chica!, nosotras seremos siempre perseguidas y criticadas. Las progres –la sociedad progre– son las que más nos critican, porque son las que dicen que realmente nos admiten, pero es mentira. Estamos un poco mejor pero sigue habiendo una barrera de acero. Desde luego, hasta que no volvamos a la sociedad griega, en la que éramos "las divinas". Cuando el matrimonio y la constitución de la familia, ¡chica!, no era nada. Ahora bien, en esa sociedad no sólo habría maricones, machos, ni hostias, sino el mundo entero; sino sexo, vida, sueño y libertad. Y menos de esto de alquilar una casa y tener que dar cuenta a la policía. Eso es un rollo malo que yo no lo voy a hacer. Ni voy a dar cuenta por nada del mundo. Porque los socialistas han dado un golpe hacia atrás igual que Franco. Yo no me siento ni mariquita, ni gay. Me siento una persona. Lo que pasa es que me van los tíos en cantidad. Pero, vamos, si viene una tía que es tan jalamar como yo, que me mete mano por todos los lados, yo le digo, pues venga, mete mano. Me joden las etiquetas que nos van poniendo. Tampoco voy con una banderita rosa, ni ninguna. Una banderita de miles de colores, muchos follones y menos frustraciones, querida.

¿Qué te viene a la cabeza cuando lees en la prensa las declaraciones de Fraga...?

¡Ay! Fraga, pues es un monstruo. Decir no a los maricones, decir no a las esculturas y pinturas de Miró, que tienen una gracia increíble, que tienen un color..., te puede gustar o no, chico, pero tienen gracia. Ese tío es un monstruo, es un baboso. Habrá leído mucho y con eso será un "buen político". Pero es más facha que su puto padre. Mira, yo no había votado nunca. Y este año he votado dos veces por quitarle un voto a ese señor. Y eso que no creo en ningún partido. Porque todo lo que está partido es que se parte. Tampoco no he estado en ningún frente de liberación gay. Yo siempre he pensado que la libertad está en cada uno. Hay quien opina que maricón o puta es igual a persona defensora de la libertad pero no es verdad, hay mucha puta y maricón reaccionarios.

¿Tú crees que desde el Gobierno socialista se hacen esfuerzos para que la gente pueda vivir la sexualidad sin miedo, sin tabúes...?

Yo no estoy muy enterado, pero me da que el gobierno socialista está dirigido por América. Reagan tiene un hijo mariquita, que lo ha casado para que no lo sea, ¡ya me dirás tú! Yo prefiero mil veces un gobierno de izquierdas, me gustaría que éste fuera más de izquierda pero, eso sí, sin llegar a la situación de Cuba donde a los maricones nos ponen bastante mal.

¿Qué opinión te merecemos la gente de por aquí?, ¿qué destacarías de tus experiencias por estas tierras?

A mí me encantan los hombres vascos. A mí me gusta mucho el País Vasco y no soy un pelota. Lo que no me gusta es que hay mucho "cuadrao", aunque la nobleza os diferencia. Yo cuando veo un caserío con esos chavales..., pero claro lo que pasa es que si aquí le metes mano a uno te dan una hostia. Pero todavía es peor en Santander. Aquí no me ha pegado nadie pero en Santander dos veces. Lo que sí creo es que se podrían abrir un poco más los de aquí. El otro día hablaba con un chico que decía "que él veía a los homosexuales y que huía". Pues yo no me como a nadie, ¡vamos! Pero hay otros que son divinos. A mí me ha gustado la gente vasca. Yo no tengo sentido del ridículo, pero no me gusta la burla.
Una cosa para los vascos, a ver si os abrís un poquito que viene uno aquí con ganas de conocer a gente vasca..., y, sabes, el otro día fui aquí al paseo de la Concha y sólo había hermanas, ni un sólo garrulo para llevarse a la boca, todas hermanas, nene.

La gente, ¿cómo reacciona cuando vas por la calle?

En general la gente en las calles no se ha metido conmigo. El otro día en Deva, que hubo un desfile de modelos y necesitaban una persona que vistiera de traje de novia, y me quedé en pelotas encima del escenario, pero eso, chico, yo comprendo que es muy fuerte, entiendes, había uno que se llama Ocaña como yo, y él dijo ¡ése es el marica!
Lo que pasa en el norte es que, como llueve tanto, tenéis un carácter diferente. Eso pasa como en Andalucía, no te creas que allí la gente no se mete con uno.
En San Sebastián me siento bastante libre porque hay una frontera cerca; pero no quiero decir con eso que la gente aquí sea abierta, es cerradísima, son un poco como los alemanes.

Si tienes algo más que decir, escuchamos...

Que la gente de aquí se abran, que sigan todavía más a la izquierda, que sigan defendiendo su país, que es maravilloso, como lo hacemos los andaluces, y que suelten la leche, que la esperma acumulada es malísima, eso es malísimo.


Publicación: ZER EGIN?
Fecha: 01/05/1983
Página: 22 
Autor: ¿?



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> OCAÑA Y EUSKADI #1 (EUSKADI SIOUX)
> OCAÑA Y EUSKADI #2 (DE DONOSTIA, ALASKA, ALMODÓVAR Y LAS ANTIGUAS)
> OCAÑA Y EUSKADI #3 (DE TRAVESTIS, QUINQUIS, ANARCOS Y ETARRAS)
> OCAÑA Y EUSKADI #4 (JUAN CRUZ UNZURRUNZAGA)
> HEMEROTECA OCAÑÍ

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: