CATÁLOGO "OCAÑA, NI ROSA NI AZUL"




Catálogo de la exposición de la obra de Ocaña en el Monasterio de Santa Clara y en la Casa de Cultura de Moguer (Huelva), entre el 12 de marzo y el 30 de abril de 1993.

Agradecemos esta aportación a Antonio Orihuela.






ARTÍCULOS RELACIONADOS:

BIBLIOGRAFÍA OCAÑÍ

INVOCACIÓN SOLAR (DEL DISFRAZ Y A LOS MECENAS)




El próximo 18 de septiembre, aniversario de la muerte de Ocaña, lanzamos un crowdfunding para poder restaurar lo que queda de su disfraz de Sol.

De momento, aprovechamos para desearos unas buenas vacaciones con otro milagro de la Beata en la campiña francesa:

L'amour c'est beau dans un mélange à trois
💓🌳💗💓🐞
video
Un vídeo de ramon ruaix prat XY
para el crowdfunding solar.

Más información en el grupo de Facebook Hermandad de la Beata Ocaña.






OCAÑA EN SEVILLA (DE LO "TYPICAL SPANISH")




Publicación: ABC
Fecha: 19/08/1978
Página: 21
Autor: BENITO FERNÁNDEZ

El célebre «gay», en Sevilla

OCAÑA ARMÓ EL ESCÁNDALO EN LA CALLE SIERPES

Con un abanico y rodeado de público cantó «El Relicario»

Volverá para presentar su película y hacer una ofrenda a la Asunción de Cantillana

Ocaña ha vuelto a Sevilla. ¿Que no saben quién es Ocaña? La verdad es que, como tantos andaluces, no ha sido profeta en su tierra, mientras es admirado fuera de ella. En Barcelona, Madrid e incluso fuera de España, Ocaña es famoso, no sólo por sus cuadros, sino también por la polémica que le envuelve. El movimiento "gay" tiene en él un adalid, un representante cualificado. Ocaña es real e irreal. El escándalo es su compañero inseparable y no parece preocuparle demasiado.

DE SAN CLEMENTE A "EL RELICARIO". – El motivo de su viaje a Sevilla ha sido una ofrenda a la Asunción de Cantillana, de la que es un convencido devoto. Pero para todo aquel que en estos días le haya visto, esta afirmación le parecerá mentira. Así, pudieron muchos comprobarlo la mañana del jueves en la calle Feria, donde acudió a comprar un cuadrito antiguo de San Clemente. Los improperios lanzados a viva voz contra el santo escandalizaron al personal allí presente. Y seguirá siendo tan devoto como el que más. Es la contradicción, la "intermitencia" reflejada en la película que ha protagonizado y que ha escandalizado en Cannes.

UNA CONCENTRACIÓN "GAY". – El mismo jueves por la noche, la sevillana calle Sierpes pudo contemplar un espectáculo único. Ocaña, vestido con pantalones de satén blanco, botas negras, amplia chaqueta de hilo y su inconfundible bombín, del que colgaban plumas y flores, paseaba siendo el centro de atención. Al llegar a la altura del Círculo Mercantil se dirigió a unos turistas, preguntándoles si conocían lo "tipycal spanish". Ante la respuesta negativa de ellos, cogió un gran abanico y, entre el regocijo del público concentrado, cantó el famoso cuplé "El Relicario". Y las palmas echaban humo.

Seguido por mucha gente, de Sierpes a los Jardines de Murillo, pasando por la Avenida, los tranquilos paseantes de esas horas contemplaron asombrados tan espectacular personaje. Y en los Jardines de Murillo los "gays" sevillanos rindieron homenaje al artista, con una mulitudinaria concentración.

Ocaña se ha ido, pero volverá el día 4, al estreno de su película y, posteriormente, a hacer la ofrenda a la Pastora de Cantillana, porque a pesar de los pesares es un devoto, pero un devoto intermitente.

Benito FERNÁNDEZ




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA Y EL CARNAVAL (DEL CUADRO SURREALISTA)




Publicación: ALGARABÍA
Fecha: 30/03/1979
Página: 37, 38 Y 39
Autor: RAMÓN REIG

Carnavales en Sevilla

DE MARGINADOS PARA MARGINADOS

[...] La organización y pretendida revitalización de los carnavales sevillanos, algo célebres por los años veinte y treinta, quedaba en manos de gente libertaria, como dice Ocaña en la entrevista que acompaña a esta información. El Frente de Liberación Andaluz (FLA), reducidísimo grupo anarcoandalucista de muy escasa influencia, y otros elementos de los considerados "marginados", impulsaron la idea del carnaval cuando casi todos pensaban en el 1-M.

La Junta de Andalucía aportó 50.000 pesetas y el gobernador civil, no aclimatado tal vez a los nuevos tiempos, acabó de prohibir los festejos aludiendo al nulo arraigo popular y a la supuesta mofa del escudo de Andalucía. Al mismo tiempo dio órdenes a la Policía para que exigieran de los festejadores que llevaran la cara descubierta.

El diario "ABC", en una auténtica apología reaccionaria, no cesó de emitir "notas de redacción" en las que se sentía más andalucista que nadie (todos conocemos la trayectoria "andalucista" de "ABC"), calificaba al carnaval de "bacanal de homosexuales" y pedía claramente que aquello fuera reprimido por la fuerza para que los ciudadanos tuvieran garantías de que las prohibiciones gubernativas se llevaban a la práctica de verdad.

Aunque el carnaval fue a nuestro juicio un acto de marginados para marginados (no había más que comprobar el olor a "porro" que había en el salón cedido por CC.OO. Para la celebración del baile), lo cierto es que acudió numeroso público en plan curioso que lo hubiera pasado muy mal de haber seguido la Policía –presente en gran número en los carnavales– las pretensiones de "ABC".


Ocaña, el "líder" de los "gays"

CREO QUE TODO EL MUNDO ES BISEXUAL

A este José Pérez Ocaña lo encontré vestido como una virgen pastora con una enorme pamela y un traje blanco y largo, la cara llena de coloretes y un abanico en las manos, en el polémico carnaval de Sevilla. Había venido expresamente a esta tierra que le ha visto nacer (nació concretamente en Cantillana, la patria chica del ya legendario "Curro Jiménez", allí conocido como "Curro el Barquero") a ser la "reina" del carnaval aunque luego prefiriera que la reina recayera en la persona de una niña, símbolo, según él, de la Primavera. Ocaña, sin embargo, largó un pregón de carnaval en el que criticó a algún medio de comunicación que había calificado este festejo como de "bacanal de homosexuales".

A Ocaña, sobre todo, le gusta pintar y le hubiera gustado ser actor de teatro, "pero el teatro que a mí me gusta es ese teatro espontáneo que se hace en plena calle. Los títeres son para mí teatro, por ejemplo". Seguramente porque ya el teatro no se enfoca de esa manera, Ocaña prefirió la pintura a la que muchas veces no pudo dedicarse por no tener dinero suficiente para material. Ahora en cambio parece que le va muy bien o al menos así nos lo hizo saber: exposiciones en España, Suiza, Alemania, Grecia... y, además, una película para el verano próximo.

TODOS SOMOS BISEXUALES

–Tu faceta de cine, ¿cuándo empieza?

–Yo siempre he hecho teatro así por la calle y había utilizado el disfraz de mujer, no porque se llevara sino porque me veía con más posibilidades cuando me vestía de vieja o cuando me hacía maquillajes esperpénticos. Ahí empezó el rollo y un día vino un señor que me observaba desde hacía tiempo a decirme si querría hacer una película. Con lo narciso que soy acepté y además creo que tenía cosas que decir sobre la marginación y todas esas cosas como la opresión por culpa de la educación machista que hemos tenido.

–Háblanos algo de esa marginación de los "gays". Tú ¿cómo te defines?

–Yo ante todo me defino como persona. Esto de "gay" es una palabra nueva, para mí es maricón y ya está; es como el que en vez de decir negro dice raza de color. Yo creo que todo el mundo es bisexual, lo que pasa es que por culpa de la educación se llevan tabúes muy grandes y creo que deberíamos empezar a quitarnos todas las máscaras.

–Tú, por lo que veo, has superado ya ese tabú.

–Yo, sí, hijo, hace muchos años.

–¿Cómo se ve más claramente la marginación del gay o del marica o como quieras llamarle?

–Desde la constitución del mismo matrimonio empieza la marginación porque ya se da por hecho que dos hombres no pueden hacer el amor. Pero de todas formas yo ya paso de la palabra "marginado" porque, por ejemplo, también son marginados los policías y los guardias civiles por el simple hecho de que viven aparte de la sociedad porque mucha gente no les quiere, por lo que sea.

–¿Tú eres el líder de los maricones?

–Yo no soy líder de nadie, lo que pasa es que la gente necesita tener a alguien para chillarle y subirle un poco en un pódio. Yo he renunciado a ser reina de los carnavales de Sevilla porque creo que la reina debe ser la primavera y la primavera es una niña pequeña.


LOS CARNAVALES, INICIATIVA LIBERTARIA

–¿No te parece que estos carnavales ha sido algo de élite?

–Es que estas cosas son siempre iniciativa de gente libertaria. Los partidos políticos no se meten en estas cosas. Lo que pasa es que luego hay quien lo rentabiliza. En Barcelona, por ejemplo, hay un local que empezó a ser reivindicado por gente marginada y hoy lo lleva el Ayuntamiento. Yo he visto además los carnavales en Alemania y tienen mucha pomposidad pero nada de espontáneo, todo muy programado. Estas cosas no tenían que ser tan programadas. Por ejemplo, en la Semana Santa no tenían que ir los policías al lado de los pasos porque nadie va a comerse a los santos de palo. La gente hace sus santos y ya son como de la familia, no hace falta tanto orden. Debería ser todo más popular como pasa en el Rocío donde la virgen es realmente del pueblo y allí todo funciona perfectamente.

YO NO VOTO, MI "ARMA"

–Las elecciones, ¿qué?

–Yo no voto, mi "arma".

–¿Eres ácrata?

–Yo soy yo... y mis circunstancias.

–Pero estás en un contexto social y alguna postura debes tener.

–Mi postura es pintar y pintar y vivir y al que le guste bien y al que no, también.

–Sólo eso.

–Y otras cosas más, querido, hay que tener una reserva, no se puede soltar todo.

–Perdona que insista pero...

–Pero si tuviera que votar, ¿a quién votaría? Si no fuera tan vieja votaría a La Pasionaria que me fascina.

–¿Y por qué tu actitud de apartarte de los partidos políticos?

–Querido, porque yo no tengo sentido de poder, ¿me entiendes?, yo no quiero el poder, ¿comprendes? Yo quiero a la poesía y la poesía son los árboles, las flores, el mar... los políticos no tienen estas cosas. Todos los artistas son así y ya está, son universales y no tienen que pertenecer a ningún bando.

–Pero hay muchos artistas con compromisos políticos.

–Bueno y a mí qué.

–Te voy a decir otra cosa.

–No me vayas a comer el coco, tengo dos hermanos en el PSUC y no lo han conseguido.

–No pretendo comértelo, lo que quiero decirte es que hay partidos que son muy amigos de matar a los maricones cuando llegan al poder y que con las flores, los árboles y el mar no puede combatírseles.

–Los homosexuales somos utilizados y lo seremos hasta el fin del mundo, nadie nos acepta. Anoche vino un fotógrafo y me dijo que me metiera con la policía, todo para hacer un buen reportaje a nuestra costa. Pero yo voy a los sitios a divertirme y no a provocar a nadie para que me den dos porrazos, me metan en la cárcel y luego se hinchen de ganar dinero a mi costa. Que ganes tú dinero con esta entrevista me parece fenómeno, pero que se gane de esa forma es un tanto ridículo.


HACER PARCELAS

–Antes me hablaste de unas compras de tierras en Andalucía que no llegué a enterarme bien.

–Si, cuando yo estaba haciendo la película coincidí en el hotel con un extranjero que venía de comprar tierras fértiles de Andalucía para hacer parcelas. A mí me parece esto vergonzoso. Se tiene que hacer público que los extranjeros vienen a quitarnos las tierras y las costumbres. En Sevilla con la Semana Santa no ha sucedido pero, por ejemplo, en Mallorca los extranjeros se han apropiado de costumbres de allí y esto es una vergüenza.

–¿Qué harías tú para evitar que los extranjeros vengan y se apropien de tierras fértiles para hacer chalés?

–Cortarle las manos a quien vende las tierras.

–Eso es muy radical, ¿no? ¿Tú no eres pacífico?

–Yo qué sé lo que soy. Yo soy como un cuadro surrealista. El ser humano es pura contradicción aunque yo soy bastante claro, creo.

–¿Qué dice tu madre cuando te oye decir todas las cosas que me has dicho?

–No dice nada. Mi madre es muy maja, aunque quien me comprende mejor es mi hermana.

DIVORCIO Y ABORTO

–¿Qué opinas del divorcio y del aborto ahora tan de moda en el país?

–A mí el divorcio me parece muy interesante porque no creo que dos seres humanos tengan que vivir unidos siempre. Eso de que lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre es un rollo barato, porque Dios no es algo de madera pintarrajeada, sino que Dios son las flores, la primavera, el viento y eres tú. Me parecen horribles las parejitas aunque yo estuve junto tres meses, pero fue una excepción. Por eso veo interesante el divorcio y el aborto lo veo mal. Si una mujer no tiene pasta para mantener a un hijo, para que esté sufriendo... Ahora, lo que yo no encuentro razonable es que se mate a un niño cuando es ya demasiado tarde.

–¿Qué me dices de la Iglesia?

–Que nos marginan.

RAMÓN REIG







ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA Y EL CARNAVAL (DE LOS AUTOMARGINADOS)





Publicación: ABC
Fecha: 06/03/1979
Página: 34
Autor: ¿?

Con una "Tortillá" en Chapina finalizaron los actos

A pesar de la prohibición gubernativa, se celebró la casi totalidad del programa

Como ya adelantábamos en nuestro número del domingo (ver ABC, pág. Última Hora), el carnaval sevillano se llevó a cabo a pesar de la expresa prohibición gubernativa que pesaba sobre el mismo. A primeras horas de la tarde del sábado comenzaron a llegar a la Alameda de Hércules numerosos grupos de personas disfrazadas, así como espectadores atraídos por el ambiente de fiesta que reinaba en los alrededores. Fuerzas de la Policía Nacional vigilaban la zona, sin que en ningún momento se vieran obligadas a intervenir. Con cierto retraso sobre el horario previsto, comenzó el «pregón de los carnavales», a cargo del señor Ocaña, tras el cual se coronó reina de los mismos a una niña de corta edad. El paseo de murgas, impedido por la Policía, no se llevó a cabo, por lo que se improvisaron numerosos grupos en el recinto de la Alameda, que cantaban y bailaban sevillanas. Con la llegada de la noche, el público se fue agolpando en el local de Comisiones Obreras, en la calle Calatrava, cedido al efecto, que era incapaz de albergar tan elevado número de personas. Allí, en un estrado, fueron apareciendo espontáneos, que con diversas actuaciones entretenían a la gente. Disfraces de todas clases paseaban por la Alameda, desde Mazinger –con lucecitas incorporadas– al «Papa Clemente», del Palmar –seguido de tres «monjitas»–, y desde dos pequeñas «abejas Maya» a  preciosos trajes de época. Un aluvión de «árabes» –el disfraz que más abundaba– pululaban por la zona. La madrugada del sábado al domingo transcurrió en el local señalado, si bien alrededor de las cuatro se encontraba más despejado. El domingo continuaron los actos y mucha gente se reunió en el parque de Chapina para comer la anunciada «tortillá». El soleado día acompañó a los comensales, que disfrutaron del césped hasta la caída de la tarde. Con ello finalizaron estos «carnavales», donde la figura aglutinante ha sido el «gay» Ocaña, que, como viene siendo normal, a su paso por Sevilla realizó sus «particulares shows» en el aeropuerto, la Plaza Nueva y La Campana, a base de gesteos y posturas obscenas.

N. de la R. –A pesar de la prohibición de las autoridades, el sábado la Alameda se llenó de gentes, que sacaron sus disfraces en busca de unas horas de expansión. ABC denunció en su día (ver viernes día 2 y domingo día 4) lo que se escondía detrás de esa falsa resurrección de una tradición popular. Sin embargo, los sevillanos supieron ponerse por encima de las circunstancias, y a excepción de los grupos de travestis y «pasotas» hicieron suyo, transformándolo, el incipiente conato de carnaval de los automarginados. Trato especial merece el señor Ocaña y su corte de «gays» que recorrieron la ciudad en una auténtica provocación, trasladando su comparsa el domingo a los jardines de Chapina. Con todo, si nadie es capaz de hacer cumplir una orden de prohibición, ¿a quiénes deberán pedir responsabilidades los ciudadanos?




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA Y EL CARNAVAL (DEL DESAFÍO MULTITUDINARIO)




Publicación: ABC
Fecha: 04/03/1979
Página: 24 Y 56
Autor: ¿?

EL GOBERNADOR CIVIL SUSPENDE LOS CARNAVALES

Considera a su cartel «escarnio y mofa» del escudo de Andalucía

«Como ciudadano andaluz no estoy dispuesto a que nadie se burle de él»

Haciéndose eco del rumor popular y de algunos comentarios que recogían los medios informativos, el gobernador civil decidió ayer suspender y prohibir los pretendidos carnavales, de carácter «gay», por considerar escandalosa la presencia de determinados grupos, que podían dañar los bienes morales y materiales de las personas. A la hora de tomar esta medida pesó en el ánimo de la primera autoridad de la provincia la consideración del escaso arraigo que esta fiesta tiene en la ciudad, a diferencia de Cádiz, y la polarización de la misma que iban a efectuar determinados grupos de carácter «gay». Pero la principal causa por la que el señor Fernández Madrid se inclinó a suspender los carnavales ha sido el «escarnio y la mofa» que los organizadores han inflingido al símbolo andaluz, presentando en los carteles en vez de a Hércules a un «gay» y en vez de leones a dos perros. El gobernador afirmó: «Como ciudadano andaluz, no estoy dispuesto a que nadie se burle del escudo de Andalucía, y como soy el único que puedo impedirlo suspendo los carnavales».

N. de la R.: Oportuna y justa medida la de la suspensión del desfigurado carnaval que ha adoptado el Gobierno Civil. Si en su día nos definimos por la revitalización de estas fiestas, después ABC (ver página 34 de nuestro número del viernes día 2) denunció los derroteros hacia los que iba encaminado el pretendido carnaval y censuró la utilización de nuestro escudo regional, que había sido desfigurado afeminadamente. Pedimos entonces que la autoridad gubernativa tomara cartas en el triste asunto, y así ha sido. ABC siempre estará al lado, en apoyo, de todo lo que constituya revitalización de la tradición popular sevillana, pero siempre que ésta se haga con un mínimo de dignidad, de la que carecía esta posible bacanal de homosexuales, travestis, gays, etcétera... en que quería convertirse el carnaval de Sevilla. Eso no debe ser nuestro carnaval. De ahí que tanto el Ayuntamiento, con la denegación de su colaboración, como el Gobierno Civil, con su suspensión, hayan hecho lo que debían en este caso.



ÚLTIMA HORA EN ABC ÚLTIMA HORA EN ABC

En abierto desafío

A PESAR DE LA PROHIBICIÓN, SE CELEBRÓ EL CARNAVAL EN LA ALAMEDA

Ocaña hizo el pregón y coronó a la reina de las fiestas

A pesar de la prohibición expresa del Gobierno Civil, en la tarde de ayer se llevaron a cabo en la Alameda de Hércules todos los actos programados para el Carnaval de Sevilla, con excepción del desfile de misses.

En medio de una gran multitud de personas, muchas de ellas con disfraces de todo tipo, Ocaña hizo el pregón de los carnavales, para seguidamente coronar a la reina de las fiestas, distinción que recayó en una niña de siete años.

Durante toda la tarde y primeras horas de la noche la Alameda de Hércules y el local de Comisiones Obreras de la calle Calatrava, cedido para el carnaval, se mantuvo repleto de gente que, con disfraces o sin ellos, cantaban y bailaban improvisando grupos de sevillanas. Entre los asistentes destacaba la presencia de niños con disfraces que acudieron con sus padres a participar en la fiesta. En el solar de la Alameda se instalaron diversos puestos dedicados a la venta de bebidas y golosinas.

En todo tiempo estuvieron presentes fuerzas de la Policía Nacional, que vigilaron la zona, sin que a la hora de redactar esta información se hubieran producido incidentes de ningún tipo.

[...]

Por otra parte, hemos tenido noticias de que en la tarde de ayer un grupo de «gays» que acompañaba a Ocaña desfiló por la Plaza Nueva, deteniéndose en la puerta del Ayuntamiento, donde realizó gestos obscenos.

N. de la R. –Una descarada provocación al pueblo sevillano. Los «carnavaleros», a pesar de la prohibición gubernativa, llevaron a cabo su «especialísimo festejo». Algo intolerable y fundamentalmente triste, que nada tiene que ver con la genuina resurrección de los carnavales sevillanos. Vamos a ver qué consecuencias administrativas tiene este reto.





ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA Y EL CARNAVAL (DEL MARICA CATALÁN)




Publicación: EL CORREO DE ANDALUCÍA
Fecha: 03/03/1979
Página: 11
Autor: (TEXTO) LUIS ROMERO Y (FOTOS) JOSÉ M.ª MONGE

PARA ESTAR PRESENTE EN EL CARNAVAL

OCAÑA, EN SEVILLA

«Vengo de Alemania, era emocionante estar entre la nieve vestido de mantilla»

«Soy reivindicador de alegrías. la gente va demasiado seria por la calle»

Ocaña, maleta y bolso en la mano, conversa con nuestro compañero.

A las cinco de la tarde de ayer, cuando en el aeropuerto de Sevilla se respiraba ambiente de siesta entre quienes esperaban medio adormilados la salida o llegada de aviones, apareció un torbellino que despertó la atención de todos. Se trataba de Ocaña, el famoso gay de Cantillana, afincado desde hace algunos años en Barcelona.

Desde las cuatro y media se podían ver en la terraza del aeropuerto numerosas personas que esperaban la llegada de Ocaña. Unos portaban banderas andaluzas, otros estaban con las caras pintadas, otros con ramos de flores; todos en definitiva, dispuestos a recibir al que llaman «uno de los símbolos más internacionales de la marginación social».

Ocaña no se para a pensar si es o no símbolo de algo. Desde que bajó del avión que le trajo de Barcelona, vestido con traje de noche y peineta, y luciendo en el pelo casi un ramo de flores, comenzó a saludar a todo el mundo, fuese o no conocido, y a meterse con los curiosos.

¡Ya estoy en mi Sevilla! –gritaba– ¡Qué bonito, la Giralda y todo eso! ¡Esto sí que es un sitio para vivir, y no Alemania!

ENTRE TANTO RUSO

–¿Has estado en Alemania?

–Sí. Ahora vengo de allí, después de pasar por Barcelona. No te puedes imaginar el frío que hemos pasado. Pero era emocionante estar entre la nieve vestido de mantilla, allí entre tanto ruso y los otros que no son rusos. Es un lío. A mí esto me gusta más, me entusiasma mi gente, la gente andaluza. Me va a venir bien estar unos días aquí, porque estoy alucinado.

–¿Cuántos días vas a quedarte?

–Como sabes vengo a lo de los carnavales. Es una idea que me encanta. Después estaré unos días más. Quiero ir a Cantillana y también al pueblo de mi madre, Cazalla de la Sierra. Aquello es precioso, la sierra, la tranquilidad de los paisajes. Quiero aprovechar para retener algunos paisajes que expondré en París. Tengo que pintar para vivir.

EL DE LA PELÍCULA

Ocaña hace un inciso en su verborrea incontenible para presentarnos a su inseparable Nazario, que lucía un llamativo modelo estilo carnaval. Inmediatamente sigue hablando, entre el deleite de cuantos le escuchaban. Los curiosos se preguntaban «¿quién es el loco éste?» Un taxista respondió: «es el marica ese catalán; el de la película».

–La gente me conoce ahora más por lo de la película –dice Ocaña– pero ya me he hecho universal. Aquí hay muchos que me conocen desde hace tiempo. Yo no he cambiado desde que salí en las pantallas, sólo que me llaman de todas partes para presentar la película. En Alemania me hicieron unas preguntas muy interesantes. Me decían que no se podía llamar película a una persona hablando todo el rato, pero los convencí y les gustó mucho. A mí lo que me interesa verdaderamente es pintar. Por eso me gusta venir a Sevilla, donde la gente me conoce de verme hace algunos años pintando las paredes.

Junto con Nazario y otros acompañantes, el famoso «gay» provoca al personal.

«PRIMAVERA DE BOTTICELLI»

Mientras hablaba no dejaba de andar, tenía prisa por salir del aeropuerto, tanta que se olvidaba de recoger la maleta.

–Si no me recuerdas lo de la maleta se me olvida. Es que voy preocupado con el vestido que traigo para ponérmelo en el carnaval. Mira, lo llevo aquí –nos enseña una bolsa grande–. No te digo de qué color es porque se trata de una sorpresa. Lo que sí te puedo contar es que he gastado más de 40 metros de tela blanca. Me he llevado toda la noche cosiendo y haciendo flores, junto con un amigo modista que es quien lo ha diseñado. Nos hemos pasado casi cuatro noches enteras preparando el vestido. Le va a gustar mucho a la gente. Es muy apropiado para los carnavales. Pero ya no te digo más, ya lo podrás ver mañana.

–¿Es parecido al que llevas ahora?

–No, más bien es estilo «primavera de Botticelli».

–¿No paras de hablar?

–Es que los andaluces, además de mucha gracia en la sangre, tenemos la lengua muy rápida. ¿Tú eres de aquí?

Pregunta pero no deja contestar. Inmediatamente sigue hablando, ya con la maleta en su mano.

–¡Qué bonito es que se hayan acordado de mí para lo del carnaval! La vida debe ser así, como una fiesta. Yo soy reivindicador de alegrías. La gente va demasiado triste por la calle. Lo del carnaval debería ser siempre. ¿Dime, hay mucho ambiente? La vida es una fiesta.

–¿Sin tu presencia no se concibe el carnaval?

–No. Ya te digo que aquí sobran ganas de juerga. A mí me emociona que me hayan llamado mis amigos. Yo voy siempre a dónde me necesitan. Por eso no estoy nunca parado. Lo que más me gustaría si tuviera dinero es comprar una casita en Cantillana o en Cazalla y quedarme siempre allí pintando. Pero no puedo porque no tengo dinero. ¿Vas a ir mañana al carnaval? ¿Nos veremos allí? No faltéis. No debe faltar nadie.

LUIS ROMERO
FOTOS: José M.ª Monge




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> HEMEROTECA OCAÑÍ

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: