OCAÑA EN IBIZA (DE LA LOCA FILOSÓFICA)




OCAÑA: NIÑO LÚCIDO Y SIN EDAD

"SOY LOCA DESDE ANTES DE NACER" 

Ocaña es un pintor de escenas vivas, un artista desbordado, andaluz sevillano de Cantillana, travesti, homosexual, filósofo hondo y popular de hablar en torbellino y vida alucinada, con los pies en el suelo. Comenzó a ser conocido gracias a una película de Ventura Pons, "Ocaña, retrat intermitent". Ha expuesto sus cuadros en Barcelona, donde vive desde hace ocho años. En breve va a exponer en la "Galería Quatre Gats" de Palma. Recientemente la policía le dio una paliza de muerte y pasó unos días en "la Modelo", le entrevistamos al mediodía de una Ibiza que veranea.

Encontramos a Ocaña en una pequeña tienda que regenta Nuria y en cuyos anaqueles se aglomeran cajitas junto a objetos extraños, muñecas de cartón brillante, cuadros, infinidad de detalles. Ocaña habla por teléfono, con Nuria, con nosotros, con los niños de la plaza que juegan al sol y lo hace todo al mismo tiempo. Habla y dice las cosas con espontaneidad, con dulzura, alegre e inesperado, reiterativo y claro.

Su persona, su humanismo brutal, ha aglutinado todas las verdades que no se pueden decir, que se han dicho siempre, las que nadie quiere oír, y las dice con valentía, con medida, cantando y excediéndose lo justo.


"SOY LOCA DESDE ANTES DE NACER"

¿Qué ha sucedido? Ocaña es un marginal desde la infancia. "Soy loca desde antes de nacer". Ocaña vive con la sensibilidad abierta y algunos días en que anda con los ojos escocidos, se pone a cantar hasta que le saltan lágrimas, así llora riendo y de su dolor saca sonrisas y alegría.

"Cada uno es como es o así debería ser. Lo importante es el respeto, pero para que exista el respeto debe haber ante todo gente que se haya descubierto a sí misma, que se acepte y acepte a los demás".

"Yo he venido al mundo para vivir".

A Ocaña le gusta el vino dulce, el fino y el aguardiente. Le gusta andar disfrazado y se disfraza. Ocaña ve la vida como es y es como la vida.

"Este mundo es un carnaval donde la tristeza y la alegría bailan juntas. Ver el mundo no puede ser alegre. La alegría nace como reacción ante tanta tristeza y tanto engaño. Todos van disfrazados de sus trabajos y de serios o de elegantes".

Ocaña se disfraza de lo que le viene en gana. Le gustan los abanicos, los mantones, los hombres guapos, las viejas, los ángeles, la sinceridad, todo le gusta, a Ocaña le gusta ver a la gente y que le vean.

No hay oportunismo en él. Es absurdamente real frente al irreal absurdo que nos rodea, representa sus pasiones, las recrea, las vive como lo que son, nunca iguales.

Ante todo hablamos de su reciente experiencia en la cárcel Modelo. "A palos, me molieron a palos. Yo iba vestido de vieja jorobada, iba con unos amigos y en la Plaza Real nos pusimos a cantar sevillanas y hacer un poco de teatro, todo iba bien hasta que llegaron los guardias".

A Ocaña los guardias le pusieron muy nervioso y no quiso acompañarlos al cuartelillo, le dieron una soberana paliza y acabó pasando unos días en la cárcel. "Imagíname vestida de vieja jorobada y los guardias sobre mí dándome de cualquier forma". A Ocaña le dejaron la espalda como un mapa y el alma hirviendo.

"Lo que he visto no tiene nombre. En las cárceles tratan a la gente como animales. No hay decencia. He conocido gente muy maja y he encontrado algo más por lo que luchar. Allí les canté a los presos, pinté la celda, intenté animarles un poco. La cárcel destruye al hombre, le mata poco a poco. Estuve con Els Joglars, no se entiende que se hable de lo que se habla en política y en la cárcel estén personas como ellos y por los motivos que están, y así hay muchos. La policía me pega a mí y como soy un personaje público la gente se entera de lo que hacen, pero hay que pensar en lo otros, en los que no tienen a nadie y nadie se entera de lo que les pasa".

VIEJAS VERDADES

Ocaña se pregunta viejas verdades, las machaca, las repite, le duele el espíritu ante la injusticia, ama la vida y no puede soportar el que se juegue así con ella. "¿Quién hace al delincuente?... ¿Por qué motivos mata el que mata?... Fue muy hermoso poder darles un poco de alegría a tantos hombres que ven como se les escapa la vida día a día tras las rejas. Hacer el amor con un preso es una obra de caridad y es emocionante. Hay mucha gente maja, con ganas de vivir y de amar. Esto de las cárceles deberían arreglarlo". Eso decimos todos, Ocaña, pero las cosas siguen así.

"Voy a pintar un gran cuadro sobre lo sucedido, con guardias pegando a un Cristo en una procesión y cosas así, ya veréis, ya veréis".

¿Crees en algo? "Creo en mis fetiches y en que estoy vivo por el momento". A Ocaña le gustan las imágenes, Chagall, Matisse, Modigliani, Isadora Duncan y los niños.


"SABER SER NIÑO SIEMPRE"

"Lo más importante en la vida es saber ser niño siempre".

Esto lo repite y lo escribe en sus trazos, en los dibujitos que anda regalando por las calles. Mientras le entrevistamos pasa un niño y dice: "Anda, un payaso". Ocaña se lo mira, hace una mueca, le sonríe y, al mismo tiempo que le pregunta "¿Te gustan los payasos!", organiza una representación corta que deja al niño boquiabierto y éste se pone a reír, como sólo saben hacer los niños. "Tu risa vale mucho más que todos esos rezos de las iglesias". Ocaña es un niño lúcido y sin edad, que pasea treinta y un siglos a la espalda. Ocaña es una loca filosófica llena de amor y de ternura.

¿Qué proyectos tienes? "En unos meses voy a exponer en Palma de Mallorca, en la galería 'Quatre Gats'. Sobre cine me han ofrecido algo en Italia, pero aún no sé bien qué es, cuando sepa de qué va, me lo pensaré. A mí no me va el trabajar con guión, lo haré si es como la anterior, improvisando y a lo que vaya saliendo".

Ocaña llena de flores las salas donde expone, las convierte en auténticos jardines llenos de belleza y variedad. Ocaña es muy estético, pero no es cursi, como un manantial sin recovecos por el que corren aguas límpias y cristalinas. Ocaña es tierno como un pajarillo recién nacido.

"No soy un oportunista, cuando Ventura Pons me ofreció hacer la película, 'Retrat intermitent', al principio no lo quería hacer. Luego pensé que por qué no. He pasado hambre, he visto mucho y vivido mucho. Fue mi momento y lo idiota sería no aprovecharlo".

Ocaña ahora es famoso, la fama es peligrosa, pero Ocaña está muy claro y a él no le van estas cosas.

Su filosofía está forjada a golpes de vida y de sensibilidad.

"Mira, si los médicos bailaran y cantaran al lado de los enfermos, les hicieran chistes y cosas así, los enfermos curarían mucho más rápido. No se puede ser tan serio, ni tan dramático como se es. La vida es para vivirla y no para pasársela muerto por vivir luego, siempre pensando en mañana y olvidándose del hoy".

"COMPRENDO A MIRÓ"

"En la vida todo se repite. La vida es una repetición continua. Cada día cagas, comes, hacer las mismas cosas. A mí me gusta repetirme y lo hago a conciencia. Comprendo a Miró, Miró se repite, nunca es lo mismo, Miró es un niño, es como la vida".

Ocaña dice esto, pero nunca hace lo mismo. Es contradictorio como la vida misma. Todo lo demás lo ve como es, como una gran falsedad vivida por intereses y así es.

Dejamos la tienda y vamos a tomar algo a un bar del mercado. Allí Ocaña nos regala un dibujo. Me hace un retratillo en el que pone como dedicatoria. "En la vida lo importante es el amor, la fiesta y el vino, lo demás no es nada". Ocaña escribe esto pero siente el mundo en su dimensión real y le duele ver las cosas como están y como son. Dibuja rápido, a trazos, y un personaje de la mesa de al lado le pregunta si lo de la otra noche, el ponerse a cantar desde un balcón, lo tenía estudiado. Ocaña se ríe y habla de que fue como fue porque el momento lo pedía y le apetecía hacerlo sin más.

Ocaña se queda en el bar a ver a la gente y a que le vean. Nos alejamos pensando en su persona, en su nostalgia, en sus cuadros tristes, en su forma de luchar con alegría, en la paliza que le han dado, en la marginación de los homosexuales, en lo fácil que es malinterpretar lo sincero y lo puro, en lo engañado que está el mundo respecto a la realidad y la forma de vivirla, en las pocas ganas de vivir que tiene la gente y en la vida que se desprende de Ocaña. Pensamos en los que mueren en las cárceles, en los enfermos, en los gilipollas y en los grandes pensadores del momento político, en conjunto vemos una gran farsa trágica, un auténtico carnaval de mal gusto. Vemos a Ibiza en manos de los grandes intereses, de la explotación, sabemos que no hay lugares donde exista la paz ni el amor, vemos a Ocaña y todo su desbordamiento como respuesta y terminamos la entrevista con un sabor agridulce lleno de vida y muerte, como la vida.

JOSÉ R. CAUBET


Publicación: ÚLTIMA HORA
Fecha: 16/08/78
Página: 13 Y 14
Autor: (TEXTO) JOSÉ R. CAUBET



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

OCAÑA EN PALMA DE MALLORCA (1978 Y 1983)
HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA Y EUSKADI #8 (SEXO, VIDA, SUEÑO Y LIBERTAD)





Con el polifacético Ocaña:

"...suelten la leche..."

Ocaña está en San Sebastián. Personaje polémico, agradable, "pecador", libre, fraternal, pícaro, expone en la galería Altxerri sus últimas obras pictóricas.
Andaluz hasta las cachas, ama el color y la luz porque encarnan lo mejor de la vida. Catalán de adopción, pinta desde hace quince años, desde aquellos tiempos en que paseaba por las Ramblas disfrazado por fuera y sabiendo lo que quería por dentro, lo cual le llevó varias veces a "La Modelo".
Hoy, Ocaña es invitado de excepción de actos mundanos y culturales. De palabra fácil y aguda, no oculta en ocasiones algunos rasgos machistas que quizá para algunos sean sólo componentes pintorescos, como cuando dice: "que me rapten los p-m y que me violen".
ZER EGIN? le ha entrevistado en la misma galería donde expone. Sus respuestas son interesantes, tan interesantes como contradictorias.

¿Qué es lo que quieres hacer llegar a la gente con tu pintura?

Yo quiero dar a la gente mucho color. Yo creo que no voy de artista, voy de Ocaña sin pretenciosidades. Como dicen los japoneses, "lo más difícil es hacer lo simple". No quiero que vengan señoras con pieles a estas exposiciones.

Mucha gente ha oído hablar de Ocaña, ¿pero quién eres tú?

Los periódicos generalmente dan una imagen falsa del personaje. Cuando la gente nos ve, o les encanta por su sencillez o se quedan frustrados porque les gustaría que fuera más reina de lo que es. ¿Me entiendes? Creo que soy un tío sencillo, un poco diva, pero trabajo mucho.

Tú saliste a la luz en Las Ramblas armando la bronca con mantón y canotier hace ya algunos años.

Sí, muchos mariquitas a mí me tachaban de folklórica. Yo no soy folklórica. Yo salía a hacer teatro a la calle y entonces me encantaba provocar. Ahora voy sin mantón de Manila y la gente se sigue espantando. El otro día, aquí, estaba hablando un poco más alto, será por eso de que soy andaluz, y me dicen: ¡Chico, cállate! y contesté, "Ya veo que aquí también hay policía sin tricornio y gorra". Yo creo que la libertad no te la pone ningún partido político, sino que es cosa de cada persona.

¿Cómo ves la actitud de la sociedad con respecto a la homosexualidad?

¡Chica!, nosotras seremos siempre perseguidas y criticadas. Las progres –la sociedad progre– son las que más nos critican, porque son las que dicen que realmente nos admiten, pero es mentira. Estamos un poco mejor pero sigue habiendo una barrera de acero. Desde luego, hasta que no volvamos a la sociedad griega, en la que éramos "las divinas". Cuando el matrimonio y la constitución de la familia, ¡chica!, no era nada. Ahora bien, en esa sociedad no sólo habría maricones, machos, ni hostias, sino el mundo entero; sino sexo, vida, sueño y libertad. Y menos de esto de alquilar una casa y tener que dar cuenta a la policía. Eso es un rollo malo que yo no lo voy a hacer. Ni voy a dar cuenta por nada del mundo. Porque los socialistas han dado un golpe hacia atrás igual que Franco. Yo no me siento ni mariquita, ni gay. Me siento una persona. Lo que pasa es que me van los tíos en cantidad. Pero, vamos, si viene una tía que es tan jalamar como yo, que me mete mano por todos los lados, yo le digo, pues venga, mete mano. Me joden las etiquetas que nos van poniendo. Tampoco voy con una banderita rosa, ni ninguna. Una banderita de miles de colores, muchos follones y menos frustraciones, querida.

¿Qué te viene a la cabeza cuando lees en la prensa las declaraciones de Fraga...?

¡Ay! Fraga, pues es un monstruo. Decir no a los maricones, decir no a las esculturas y pinturas de Miró, que tienen una gracia increíble, que tienen un color..., te puede gustar o no, chico, pero tienen gracia. Ese tío es un monstruo, es un baboso. Habrá leído mucho y con eso será un "buen político". Pero es más facha que su puto padre. Mira, yo no había votado nunca. Y este año he votado dos veces por quitarle un voto a ese señor. Y eso que no creo en ningún partido. Porque todo lo que está partido es que se parte. Tampoco no he estado en ningún frente de liberación gay. Yo siempre he pensado que la libertad está en cada uno. Hay quien opina que maricón o puta es igual a persona defensora de la libertad pero no es verdad, hay mucha puta y maricón reaccionarios.

¿Tú crees que desde el Gobierno socialista se hacen esfuerzos para que la gente pueda vivir la sexualidad sin miedo, sin tabúes...?

Yo no estoy muy enterado, pero me da que el gobierno socialista está dirigido por América. Reagan tiene un hijo mariquita, que lo ha casado para que no lo sea, ¡ya me dirás tú! Yo prefiero mil veces un gobierno de izquierdas, me gustaría que éste fuera más de izquierda pero, eso sí, sin llegar a la situación de Cuba donde a los maricones nos ponen bastante mal.

¿Qué opinión te merecemos la gente de por aquí?, ¿qué destacarías de tus experiencias por estas tierras?

A mí me encantan los hombres vascos. A mí me gusta mucho el País Vasco y no soy un pelota. Lo que no me gusta es que hay mucho "cuadrao", aunque la nobleza os diferencia. Yo cuando veo un caserío con esos chavales..., pero claro lo que pasa es que si aquí le metes mano a uno te dan una hostia. Pero todavía es peor en Santander. Aquí no me ha pegado nadie pero en Santander dos veces. Lo que sí creo es que se podrían abrir un poco más los de aquí. El otro día hablaba con un chico que decía "que él veía a los homosexuales y que huía". Pues yo no me como a nadie, ¡vamos! Pero hay otros que son divinos. A mí me ha gustado la gente vasca. Yo no tengo sentido del ridículo, pero no me gusta la burla.
Una cosa para los vascos, a ver si os abrís un poquito que viene uno aquí con ganas de conocer a gente vasca..., y, sabes, el otro día fui aquí al paseo de la Concha y sólo había hermanas, ni un sólo garrulo para llevarse a la boca, todas hermanas, nene.

La gente, ¿cómo reacciona cuando vas por la calle?

En general la gente en las calles no se ha metido conmigo. El otro día en Deva, que hubo un desfile de modelos y necesitaban una persona que vistiera de traje de novia, y me quedé en pelotas encima del escenario, pero eso, chico, yo comprendo que es muy fuerte, entiendes, había uno que se llama Ocaña como yo, y él dijo ¡ése es el marica!
Lo que pasa en el norte es que, como llueve tanto, tenéis un carácter diferente. Eso pasa como en Andalucía, no te creas que allí la gente no se mete con uno.
En San Sebastián me siento bastante libre porque hay una frontera cerca; pero no quiero decir con eso que la gente aquí sea abierta, es cerradísima, son un poco como los alemanes.

Si tienes algo más que decir, escuchamos...

Que la gente de aquí se abran, que sigan todavía más a la izquierda, que sigan defendiendo su país, que es maravilloso, como lo hacemos los andaluces, y que suelten la leche, que la esperma acumulada es malísima, eso es malísimo.


Publicación: ZER EGIN?
Fecha: 01/05/1983
Página: 22 
Autor: ¿?



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> OCAÑA Y EUSKADI #1 (EUSKADI SIOUX)
> OCAÑA Y EUSKADI #2 (DE DONOSTIA, ALASKA, ALMODÓVAR Y LAS ANTIGUAS)
> OCAÑA Y EUSKADI #3 (DE TRAVESTIS, QUINQUIS, ANARCOS Y ETARRAS)
> OCAÑA Y EUSKADI #4 (JUAN CRUZ UNZURRUNZAGA)
> HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA Y EL FRONT D'ALLIBERAMENT GAI DE CATALUNYA





Incidentes en una manifestación de homosexuales en Barcelona

No había sido autorizada

Trescientas personas, pertenecientes al Front d'Alliberament Gai de Cataluña (FAGC) se manifestaron el domingo último para protestar por la continua represión que sigue existiendo sobre los homosexuales y para celebrar la puesta en libertad del pintor José Pérez Ocaña. La manifestación, que no había sido autorizada por el Gobierno Civil de la provincia, transcurrió por la plaza Real, rambla de Canaletas, hasta la plaza de San Jaime. En el transcurso de la misma se lanzaron varios cócteles molotov contra el Ayuntamiento y el cuartel de la Guardia Civil de Buen Suceso. Las fuerzas de orden público disolvieron rápidamente la manifestación, y parece ser que no hubo detención alguna.

El FAGC, a través de un comunicado, condena tajantemente la «actitud oportunista» de individuos incontrolados ajenos a los manifestantes y que durante el trayecto de la manifestación arrojaron cócteles molotov en diversos puntos. «El FAGC quiere hacer patente -dice el comunicado- que el movimiento gay, en sus varias acciones públicas, jamás ha utilizado métodos de este tipo, y se reafirma en el rechazo de tales acciones incendiarias y provocativas, que sólo pueden favorecer a aquellos que pretenden desprestigiar al movimiento gay o llevarle a una espiral de violencia de la que nosotros desistimos absolutamente. El FAGC declina, pues, toda responsabilidad en todos estos sucesos totalmente ajenos a nuestra práctica democrática.»

Publicación: EL PAÍS
Fecha: 01/08/1978
Página: ¿? 
Autor: ¿?



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

DETIENEN A OCAÑA
HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA Y EL MOVIMIENTO HOMOSEXUAL DE ACCIÓN REVOLUCIONARIA





SOLICITAN LA PUESTA EN LIBERTAD DE OCAÑA Y OTROS HOMOSEXUALES DETENIDOS

El Movimiento Homosexual de Acción Revolucionaria ha hecho pública una nota de protesta por la detención del conocido pintor Ocaña y otros dos compañeros, Nazario y Apolo, que consideran no como hechos aislados sino en relación con la prohibición de la manifestación «gay» del pasado domingo en Barcelona y las redadas y detenciones que últimamente se están produciendo, según informa la citada organización.
El comunicado del MHAR concluye expresando sus reivindicaciones en estos momentos de abolición de las leyes que les reprimen y derecho a la libre utilización del cuerpo. Solicitan igualmente la liberación de los tres detenidos y la amnistía a todos los procesados por motivos homosexuales.


Publicación: NUEVA ANDALUCÍA
Fecha: 01/08/1978
Página: ¿? 
Autor: ¿?



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

DETIENEN A OCAÑA
HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA EN SANTANDER #3: "INCIENSO" EN LA PRENSA




Hoy se inaugura la exposición de Ocaña en el Museo Municipal

Unas palomas que revolotean sobre una rama de almendro en flor. Un intenso olor a incienso que perfuma el ambiente y se mezcla con otros perfumes igualmente penetrantes de flores y campo. Una música de fondo que desgrana suavemente «La creación», de Haydn; todo esto y mucho más, completa el escenario de la sorprendente exposición de Ocaña que hoy se inaugura en el Museo Municipal de Bellas Artes.

La amplia sala de la planta baja del museo ha sido acondicionada para albergar esta singular exposición, mezcla de teatro popular y «paso» religioso de procesión andaluza, cuyo montaje ha precisado de toda una semana de duro trabajo. El resultado final justifica todos los esfuerzos, ya que la obra de Ocaña —bautizada con el nombre de «Incienso»— puede definirse como una de las más bellas expresiones del arte popular. Precisamente esta raíz del pueblo, directa, sencilla, llena de matices y de color es lo que infiere mayor belleza y armonía a la expresión artística de Ocaña. Ocaña mientras trabaja, desbordando a través de sus manos fantasía y color, canturrea canciones de su tierra andaluza, y esa música es la que queda reflejada en sus figuras, en sus acuarelas y sus óleos. «Incienso» es una mezcla de escultura y obra pictórica. Un total de veinte figuras —de un conjunto de 60 que son las que componen el montaje original que ha sido imposible instalar debido a sus dimensiones espectaculares, y a que algunas figuras alcanzan incluso los dos metros o, como por ejemplo la luna que ilustra el cartel anunciador, que con tres metros de longitud ha sido imposible ubicarla en el museo— componen una especie de escenario bucólico y flamencón, presidido por una pastora sentada a modo de matrona romana. A su alrededor se abre una escena campestre con ovejas, flores, pájaros e incluso una vaca como homenaje a esta tierra cántabra. Otras figuras alegóricas, muy folklóricas y coloristas completan el conjunto. En las dos columnas de la sala, unos angelotes sujetan unos incensarios que perfuman el ambiente, contribuyendo aún más a la ilusión de habernos trasladado por magia del arte «ocañí» a las alegres tierras andaluzas. En otro rincón de la sala, la Virgen del Rocío rodeada de ángeles y flores, expresa toda la fuerza y poesía del sentir religioso y pagano del más íntimo sentimiento andaluz.

Completa la exposición un total de 104 acuarelas y treinta óleos. Hoy, a las ocho de la tarde se inaugura la exposición de Ocaña con todo el ruido y la alegría que se merece. Una charanga y unas tracas o cohetes abrirán esta muestra que sin duda será muy bien recibida por los santanderinos. En el vestíbulo se ha instalado un televisor para que el público pueda ver también unos videos sobre Ocaña y su obra. Precisamente uno de ellos ha sido dirigido por el santanderino Jesús Garay —que ya dirigió a Ocaña en su película «Manderley»— mientras que otro nos muestra una entrevista con el escritor catalán Terenci Moix.

La exposición permanecerá en el Museo hasta el próximo día ocho de abril, siendo intención de Ocaña el último día de la misma rifar entre los niños una de las figuras, e invitar asimismo a colegiales de cinco-seis años para que puedan aprender a realizar dichas figuras, todas ellas trabajadas con papel de periódico y cola de empapelar y de carpintería.

En una parte de la sala ha sido instalada también una mesa en la que se exponen unos dibujos realizados por niños de cinco-seis años que vieron así a Ocaña y su obra durante la exposición que mantuvo hace pocas semanas en Palma de Mallorca. Ocaña ha donado ya al Museo de Bellas Artes la vaca —que ha terminado hace pocos días— un óleo y una de sus acuarelas.


Publicación: EL DIARIO MONTAÑÉS
Fecha: 17/03/1983
Página: 2
Autor: EMILIA LEVI




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

OCAÑA EN SANTANDER #1
OCAÑA EN SANTANDER #2
HEMEROTECA OCAÑÍ

OCAÑA EN SANTANDER #2: "INCIENSO" EN LA PRENSA




“Yo soy un elegido que le da color a la vida”

Ocaña, un provocador, expone sus obras en Santander

«Soy un elegido de los dioses porque no paso de nada, porque soy feliz, porque lo tengo todo, porque doy color a la vida». Ocaña, el famoso Ocaña de la película de «Manderley»; el Ocaña trasvesti, el que lleva tras de sí el escándalo. Ocaña es la tierra misma, su Andalucía primitiva y pagana, divina y de peineta lorquiana, pero al tiempo llena de color. Ocaña es todo eso y aún más, porque como él mismo dice «soy una persona ante todo», con todos sus defectos pero al tiempo con todas las virtudes, que en Ocaña se reducen a una sola cosa: «amor», al arte, a la vida, a la pintura, «la vida es mi religión, la tierra es mi Dios, mi amor es el hermano que está al lado, que veo y que siento. Porque yo no paso de nada, soy feliz porque lo tengo todo».

Gafas a lo John Lennon, moreno, los rizos que se le escapan por el sombrero negro de ala ancha. Va vestido de colores «porque soy un provocador nato y voy por la vida lleno de color»; su gracejo andaluz se completa con el constante ir y venir de sus manos que dibujan, cantan y expresan todo, lo mismo que la palabra. Las manos de Ocaña tienen vida propia, «soy poeta, sueño y vivo del arte. Soy el arte».

Con él va el escándalo porque su pintura, sus figuras de papel, grandes, chillonas, dulces y expresivas son cálidas, humanes y primitivas. «Es mi estilo, es un arte que morirá conmigo». Es espontáneo, pero teatral; es inconformista, «porque lo otro, lo que dibuja una mano o una cara según los cánones, es sólo fotografía».

Ocaña inunda el mundo, su mundo, y lo transmite a los demás, a los que quiere infundir su amor. «Soy un loco —nena— y soy un niño, aunque veo las cosas en su justa realidad; pero como dijo el «Pequeño Príncipe», quiero seguir mirando la vida con ojos de niño».

Ocaña viene a Santander con una expresión fuera de lo común. Junto a sus cuadros «llenos de color, expresivos, fuertes», todo un tinglado teatral da vida a un trozo —poético— pagano de su Andalucía, recia y colorista, en donde las vírgenes se mezclan con las pastoras, las flamenconas con los angelotes, que miran a través de sus ojos pintarrajeados y llenos de vida, esa vida que se alimenta de lo más puro que tiene la naturaleza. Ángeles y flores, palomas que revolotearán alrededor de la sala del museo, música, lágrimas y risa; Ocaña en medio de todo «como un gorrión que gira y vuela alrededor de su único mundo». Ocaña que se estremece ante sus propias criaturas, que ríe porque a la gente le gusta «y viene toda clase de gente, hasta las mujeres de la plaza que tanto quiero. Pero hay mucha envidia, sobre todo entre los pintores más académicos que me critican. Peor para ellos, que no lo entienden. Son personas grises y se escandalizan de mi obra».

Ocaña habla como un caudal, mientras acaricia amorosamente —siempre con amor, aunque dice que es un inconsciente— el gato que se ha traído de Barcelona porque estaba solo. Habla de la vida y del mundo y sus palabras encierran toda la filosofía atávica y profunda que viene de la tierra. Ocaña es eso, es el romero de sus montes, es la peineta y la guitarra andaluza, es el personaje lorquiano trágico, sublime, anclado a su destino. El destino de Ocaña es el arte, su pintura, sus figuras grandes y calidad. Ocaña es Ocaña.


Publicación: EL DIARIO MONTAÑÉS
Fecha: 12/03/1983
Página: 2
Autor: EMILIA LEVI




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

OCAÑA EN SANTANDER #1
OCAÑA EN SANTANDER #3
HEMEROTECA OCAÑÍ

CATÁLOGO "OCAÑA, NI ROSA NI AZUL"




Catálogo de la exposición de la obra de Ocaña en el Monasterio de Santa Clara y en la Casa de Cultura de Moguer (Huelva), entre el 12 de marzo y el 30 de abril de 1993.

Agradecemos esta aportación a Antonio Orihuela.






ARTÍCULOS RELACIONADOS:

BIBLIOGRAFÍA OCAÑÍ

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: