OCAÑA EN SEVILLA (DE LO "TYPICAL SPANISH")




Publicación: ABC
Fecha: 19/08/1978
Página: 21
Autor: BENITO FERNÁNDEZ

El célebre «gay», en Sevilla

OCAÑA ARMÓ EL ESCÁNDALO EN LA CALLE SIERPES

Con un abanico y rodeado de público cantó «El Relicario»

Volverá para presentar su película y hacer una ofrenda a la Asunción de Cantillana

Ocaña ha vuelto a Sevilla. ¿Que no saben quién es Ocaña? La verdad es que, como tantos andaluces, no ha sido profeta en su tierra, mientras es admirado fuera de ella. En Barcelona, Madrid e incluso fuera de España, Ocaña es famoso, no sólo por sus cuadros, sino también por la polémica que le envuelve. El movimiento "gay" tiene en él un adalid, un representante cualificado. Ocaña es real e irreal. El escándalo es su compañero inseparable y no parece preocuparle demasiado.

DE SAN CLEMENTE A "EL RELICARIO". – El motivo de su viaje a Sevilla ha sido una ofrenda a la Asunción de Cantillana, de la que es un convencido devoto. Pero para todo aquel que en estos días le haya visto, esta afirmación le parecerá mentira. Así, pudieron muchos comprobarlo la mañana del jueves en la calle Feria, donde acudió a comprar un cuadrito antiguo de San Clemente. Los improperios lanzados a viva voz contra el santo escandalizaron al personal allí presente. Y seguirá siendo tan devoto como el que más. Es la contradicción, la "intermitencia" reflejada en la película que ha protagonizado y que ha escandalizado en Cannes.

UNA CONCENTRACIÓN "GAY". – El mismo jueves por la noche, la sevillana calle Sierpes pudo contemplar un espectáculo único. Ocaña, vestido con pantalones de satén blanco, botas negras, amplia chaqueta de hilo y su inconfundible bombín, del que colgaban plumas y flores, paseaba siendo el centro de atención. Al llegar a la altura del Círculo Mercantil se dirigió a unos turistas, preguntándoles si conocían lo "tipycal spanish". Ante la respuesta negativa de ellos, cogió un gran abanico y, entre el regocijo del público concentrado, cantó el famoso cuplé "El Relicario". Y las palmas echaban humo.

Seguido por mucha gente, de Sierpes a los Jardines de Murillo, pasando por la Avenida, los tranquilos paseantes de esas horas contemplaron asombrados tan espectacular personaje. Y en los Jardines de Murillo los "gays" sevillanos rindieron homenaje al artista, con una mulitudinaria concentración.

Ocaña se ha ido, pero volverá el día 4, al estreno de su película y, posteriormente, a hacer la ofrenda a la Pastora de Cantillana, porque a pesar de los pesares es un devoto, pero un devoto intermitente.

Benito FERNÁNDEZ




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> HEMEROTECA OCAÑÍ

No hay comentarios:

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: